¿Se puede prevenir?

El tratamiento precoz y adecuado del dolor.

El tratamiento adecuado de los estados de ánimo.

El tratamiento de las situaciones de estrés prolongadas.

Esta entrada fue publicada en . Guarda el permalink.